HISTORIA DE LOS MARIACHIS

Los Mariachis surgieron desde los años 1500, producto de una cultura mestiza, su religión y su música. Según la historia aseguran que Fray de Padilla enseñaba a la gente nativa de COCULA, usando la música española alrededor de los años en 1533.

Los instrumentos que incluyeron en aquel tiempo fueron el Violín y la Guitarra demostrando así el gran talento que los grupos demostraban. . A lo largo de los siglos XVI y XVII, el guitarrón fue confeccionado usando tripas de animales como cuerdas. Es así que la música española comenzó a dar sus primeros pasos en todo México junto con la música nativa; melodía que originó al Mariachi.

Se creyó que la palabra mariachi, provenía de la palabra francesa “mariage” (“para la boda o la unión”). Ésta fue una versión muy conocida y la que más duró, incluso aparece en algunos libros de texto ésta definición; sin embargo en el año 1981 fue rechazada , cuando en los archivos de una iglesia fue descubierta una carta escrita por el padre Cosme Santa Ana al arzobispo, en donde se quejaban del ruido de los “mariachis”, es por ello que la versión más acertada y sencilla es que el término mariachi se creó en COCULA, Jalisco en el siglo XVI por los indios “cocas”, descendientes de los chimal huacanos para referirse a “músico o ejecutante de algún instrumento”. Sin embargo, no hay una versión oficial del origen de la palabra, pero parece ser mucho más antigua de lo que se pensaba.

Hay quienes afirman que el nombre deriva de un árbol, hoy desconocido con cuya madera se construían los instrumentos.
Otra versión indica que “Mariachis”, es una palabra mestiza formada por el castellano que significa “María” y el Cocashi, que significa “son” y se refiere en honor a María, para que los habitantes de Cocula adoren a la virgen de Pila (Virgen La Inmaculada Concepción) Virgen que fue llevada a ese territorio por Fray Miguel de Bolonia en el año de 1528.

Otra versión indica que la palabra “Mariachi” deriva del Francés Marriage, que significa “matrimonio”, durante la llamada de guerra de los Pasteles (1838-1839), música usada por los franceses para las Bodas en México.

A fines del siglo XIX, varios de los mariachis que se dieron a conocer en Cocula y Tecalitlán, se dice que en el año 1896 el mariachi llegó a la ciudad de México con cuerdas y voz del grupo de José García a principios del siglo XX, en éste siglo no fue buena época para el mariachi, ya que al igual que el Tequila se le consideró propio de la Plebe, populacho o clases bajas. Sin embargo registra la historia que en un par de ocasiones Porfirio Díaz celebró con música de Mariachis sendas fiestas como su onomástico y otro en honor al secretario del estado norteamericano Elihu Root.

En la Revolución el recorrido se convirtió en el arma musical armando, lo que nutria de letras al mariachi. Una vez logrado la pacificación del país se empezaron a filmar las “películas rancheras”, en la que el Mariachi ocupó un sitios de Honor.

Estando en los años treinta, el futuro Presidente Lázaro Cárdenas, en un esfuerzo por unificar la tradición cultural y musical de México, invitó al Marichi Vargas de Tecalitlan (creado por Gaspar Vargas en 1898) para que acompañara su campaña en 1936, otorgándole a la música del mariachi gran popularidad y convirtiéndola en un referente de México. Vargas incluyó entonces a un músico entrenado: Rubén Fuentes para dirigir al grupo, estandarizando éste los arreglos de los sones e insistiendo en el uso de la música escrita y formando la agrupación de Marmolejo incluyendo la trompeta en el mariachi y se adoptó el traje de charro como vestimenta, tal y como hoy lo conocemos.

Esta tradición gozada en varios centenares de años, la música del mariachi era sobre todo una forma de arte de la gente del campo usada como acompañamiento para bailar y era aprendida y enseñada “de oído” solamente. No fue sino hasta principios del siglo pasado en que el mariachi se fue estandarizando con la llegada masiva a la Ciudad de México, después de la Revolución, de grupos que interpretaban este género como el Mariachi de José y Cirilo Marmolejo, llegado al Distrito Federal en 1927. El mariachi, hasta entonces, consistía en un conjunto de instrumentos de cuerdas exclusivamente: guitarra, guitarrón, vihuela y algunas veces arpa, aunque en la parte sureste de México, también se incluyó la flauta para interpretar el huapango.

El origen de la palabra no importa, lo cierto es que el mariachi nace de la difusión de Caracolas, teponaztlis, flautas de carrizo o barro de guitarras y violines que se dio a través del mestizaje instrumental en el año de 1695, se sabe que en la década de los 30 del siglo XIX había en Cocula al menos 2 mariachis: El Coculan y el Chivatillo, de los que surgió el Mariachi Salinas, patriarca de los grupos de cuerdas que tocan música vernácula, gracias a los instrumentos compuestos por 2 violines, una vihuela y una chirimía.

Según los estudios, la palabra Mariachi proviene de un canto religioso, y no de la palabra Francesa “Mariage”, como otros investigadores afirman. A finales del siglo XXX, un grupo de Mariachis por invitación del Presidente Porfirio Díaz, solía presentarse en las fiestas de Palacio. Desde para interpretar las canciones religiosas que eran canciones populares; para bailes y festejos populares. En estas fiestas el mariachi, incluyendo dos parejas de bailarines y acompañados de arpas y violines, además de guitarras y guitarrones, era la alegría de la fiesta. Era esa fecha que por primera vez el mariachi se vestía de charro, vestimenta característica propia de él.

Ya en los siglos XXI, encontramos grupos de mariachis alegrando las fiestas de todo tipo no sólo bodas o cumpleaños de los pueblos y ciudades de México. De igual manera sucede, aunque en menor escala, en ciudades de otras partes del mundo como: Japón, España, Canadá o los estados unidos.

Una Periodista egresada de la Universidad Autónoma de México (UNAM), investiga sobre le mariachi y colabora en el periódico “El Economista”. Dice: Cuando escuchamos la palabra mariachi, de inmediato se nos viene a la mente una infinidad de pensamientos: Garibaldi, las trompetas, el traje de charro, las canciones despechadas, y bravías, la juerga, José Alfredo Jimenez o Lola Beltrán.

El Mexicano hace alarde de su patriotismo, su tierra y su raza. Quizá no sea tan arriesgado afirmar que la mayor parte de los habitantes de México se siente identificado con el Mariachi, lo siente suyo y lo acepta como un digno representante del país en el extranjero.

Muchos diccionarios enciclopédicos afirman, el termino mariachi se deriva de la palabra Francesa “mariage”, que quiere decir matrimonio, esta creencia debido a una boda de rancheros en un pueblo de Jalisco, llegaron unos soldados franceses, quienes sorprendidos ante tal jolgorio, en el que los músicos tenían un papel muy importante y preguntaron sobre aquella fiesta.

Para el investigador Jesús Jáuregui, esta hipótesis Galicista se comenzó a manejar desde las primeras presentaciones radiofónicas en la cuidad de México, Mariachi de Concho Andrade, precursor de estas agrupaciones en la capital.

El autor de “El Mariachi Símbolo Musical de México”, cita en un texto tomado de El Universal Ilustrado del 9 de agosto de 1925. El Mariachi arranca de la época de la intervención Francesa y su voz original significa en Francés Matrimonio.

Ricardo Espinoza afirmaba en la columna publicada El Sol de México el 8 de abril del 2001que el vocablo Mariachi deriva de un canto a la Virgen María, carta encontrada el 7 de mayo de 1852, escrita por el presbítero Cosme de Santa Anna, al Arzobispo Diego Aranda en la que se quejaba de las escandalosas celebraciones de los pobladores con motivo del sábado de Gloria.

Jesús Jáuregui reproduce en su libro un extracto del documento: “Al acabarse los divinos oficios de mi parroquia en el sábado de Gloria, encuentro en la plaza de la misma iglesia se hallan dos fandangos, una mesa de  juego y hombre que a pie y caballo andan gritando como furiosos en consecuencia la vino que beben y que aquello es ya un desorden muy lamentable.

La palabra Mariachi no siempre ha servido para designar a las fiestas o al conjunto musical. Antiguamente se refería también al tablado o tarima sobre la cual zapateaban los danzantes que tradicionalmente acompañaban a los músicos y al árbol del que se obtenía la madera para fabricar dicho tablado.

Se define entonces que los registros más antiguos que se tiene de la palabra y del conjunto son muy recientes, es decir establecer un significado único del vocablo para determinar el lugar de origen del mariachi, sobre todo si tomamos en cuenta que la existencia histórica de este grupo musical no ha sido exclusiva de Jalisco, sino también está presente en regiones de Nayarit, Michoacán y guerreros.

En conclusión todas las aceptaciones del término fueron validas en su momento, ya que en palabras de Jáuregui “la lengua es una realidad dinámica y las palabras en el espacio y el tiempo rara vez son univocas y significan lo que la colectividad entiende por ellas”.

En cuanto a la fecha y lugar de nacimiento es inútil fijarlos con verdadera certeza, porque el mariachi es una institución basada en una tradición oral que pasó de generación en generación entre todos los habitantes del occidente de México, y en ella se fundieron rasgos indígenas, españoles e incluso africanos.

Por lo tanto, el mariachi actual es resultado de un genuino mestizaje que incluyo la música, el canto y la danza aunque al arribar a la capital Mexicana y darse a conocer al mundo en los años 20 del siglo pasado, su esencia haya sido modificado completamente.

En los últimos años la cultura de los mariachis ha sido acogida en diversos paises del mundo, es así que en el caso del Perú y en especial Lima son muchas las ocasiones que son contratados para brindar una serenata en las diferentes actividades sociales, los mariachis en Lima siempre están en los momentos especiales de nuestra sociedad.

EL TRAJE MEXICANO DE CHARRO:

La vestimenta que usaban en la época colonial los rancheros eran los atavíos de sus antecesores que cabalgaban “a la Jineta“.

Después adoptaron la indumentaria que consistía en un “coleto” que era una chaqueta muy corta, pantalones bastante amplios con tapabalazos; calzoneras de casimir, con botones de plata en los costados y en los tapabalazos; y en la parte inferior que dejaba al descubierto del calzón, este lucía bordado, deshilado y otras delicadas labores. El sombrero era parecido al cordobés. Calzaban zapatos “de ala” o botas de gamuza.

Los caporales, los mayordomos, etcétera, usaban la cotona y la calzoneras, ambas de gruesa gamuza.

La cotona en un principio llegaba hasta la cintura, pero posteriormente se fue acortando hasta convertirse a mediados del siglo XIX, en una tira antiestética de no más de veinte centímetros de ancho, algo así como un brassiere.
Los charros y arrieros,  también la usaban. Las botas de campana, que eran de gamuza fueron prendas características de aquella época.

Había lujosas, cinceladas y bordadas. Se sujetaban por medio de correas llamadas ataderos, cuyas extremidades, adornadas también, eran confeccionadas por mujeres mexicanas.

El sombrero estilo chinaco, de copa baja y cuatro pedradas, con toquilla gruesa de calabrote o de chorizo, fue una prenda atractiva

MARIACHIS LIMA

Al sur de Jalisco, a principios de siglo el traje que se usaba se componía de sombrero de zoyate de levantada lorenzana, camisa de manta, chaqueta de cuero, calzoneras, cuya parte media dejaba descubierta el albo, calzón y botas de color bayo, actualmente se han incorporado a los usos de vestir de los charros de la Mesa Central.

Los charros deben poseer por lo menos 4 o 5 trajes, propios de cada evento.

El traje de charro debe ser fino y de colores serios. No se permiten colores chillantes o propios para la mujer. Generalmente se usan colores como el negro, gris o café o el de gamuza.

Se compone de sombrero grande, pantalón ajustado, chaqueta, corbata de moño, botines de piel, ante o gamuza, cinturón ancho de cuero y revólver.

Los trajes de Mariachis se dividen en:

Traje de Etiqueta: negro desde el sombrero, con finas telas, botonadura de plata, corbata de moño blanco, negro o rojo, botines de ante o charol con cinturón y fornitura para la pistola del mismo color que el calzado y camisa blanca. Este traje se usa solamente en las ceremonias relevantes y no es para montar a caballo.

MARIACHIS EN LIMA

Traje de Gala: Puede ser de otro color de fina tela, adornado con botonaduras de plata y las mismas condiciones que el anterior. Se usa en ceremonias y puede usarse en desfiles, a caballo y actos cívicos, bailes, etc.

MARICHIS EN LIMA TRAJE DE GALA

Traje de Media Gala: Es un poco menos adornado que el anterior, pero con las mismas reglamentaciones para su uso y puede servir

Para montar.

MARICHIS EN LIMA TRAJE DE MEDIO GALA

Traje de Faena: Puede ser completo, pero más austero o sencillamente con pantalón, camisa, botines, pistola, moño de color serio, sombrero resistente, etc. Sirve para entrar al lienzo en competencia.

Mariachis

Mariachis

Canciones más Representativas y conocidas alrededor del Mundo son:

Cielito Lindo, Elpidio Ramírez.

El Rey, José Alfredo Jimenez, quien también compuso:

  • Media vuelta.
  • Caminos de Guanajuato.
  • El siete mares.
  • Deja que salga la luna.
  • El último trago.
  • Paloma querida.
  • Que te vaya bonito.
  • Serenata huasteca.
  • Un mundo raro
  • El jinete.

Compositor Manuel Esperón son, entre otras, las siguientes canciones:

  • Serenata tapatía
  • Ay Jalisco no te rajes
  • Amorcito corazón (bolero ranchero)
  • Cocula
  • Esos Altos de Jalisco
  • El charro mexicano
  • Hasta que perdió Jalisco

Compositor Gilberto Parra Paz canciones como:

  • Los laureles
  • El venadito
  • Por un amor
  • Que te ha dado esa mujer
  • Amor de los dos
  • Cruz de pasión.